La mujer DANFIVE es natural. Es amante del deporte y de la sana alimentación. No vive de apariencias, es arriesgada, propositiva. Vive la vida de una forma inspiradora, convirtiéndose en referente de su entorno.

La mujer DANFIVE no hace alarde de su figura. Sobresale por un estilo de vida tranquilo, genuino, espontáneo, que no procura mostrar sino demostrar. De ahí que conciba el ejercicio como un asunto de bienestar y no de apariencia.

DANFIVE es producto de esa inspiración. Una alternativa que en medio de una sociedad de consumo le apuesta a la innovación, la funcionalidad, el diseño exclusivo y vanguardista y la tecnología, uno de sus principales atributos.

Y es que DANFIVE es tecnología: con prendas producto de la investigación, con telas inteligentes, de alto desempeño, filtro U.V, etc; diseño vanguardista y alta factura, con tonos monocromáticos sobrios pero elegantes; y bienestar como estilo de vida en entornos deportivos que dan cuenta de mujeres reales, situaciones reales.